QuienesSomos.jpg

 

La Unión Americana de Libertades Civiles de Carolina del Norte (ACLU-NC) es la filial estatal de la ACLU, y la Fundación Legal de la ACLU (ACLU-NCLF) es la rama 501(c)(3) de la ACLU-NC que coordina y lleva a cabo su trabajo legal y educacional sobre asuntos de derechos civiles. La ACLU-NC fue fundada en 1965, está ubicada en Raleigh, y ha crecido aproximadamente a 11,000 miembros en el estado. Nuestra misión es preservar y defender las garantías de libertad individual contenidas en la Constitución de Carolina del Norte y la Constitución de Los Estados Unidos, con énfasis particular en la libertad de expresión, el derecho a congregarse con fines pacíficos, la libertad de religión, igualdad frente a la ley, el derecho a la privacidad, el derecho al debido proceso de la ley,el derecho a ser libre de búsquedas e incautaciones irrazonables.

El programa legal tradicionalmente ha sido nuestro medio más exitoso para proteger y aumentar los derechos civiles de la gente de Carolina del Norte. De las miles de peticiones que recibimos cada año, litigamos y damos asistencia con informes de amicus (informes del amigo a la corte) de 10 a 20 casos; monitoreamos y negociamos muchos casos más sin litigar. Respondemos a cada petición recibida e intentamos proveer referencias a otros medios legales apropiados para asuntos que no implican sus derechos civiles. La Unión Americana de Libertades Civiles de Carolina del Norte (ACLU-NC), como ninguna otra organización de Carolina del Norte, trabaja diligentemente e incansablemente para defender las libertades civiles como el derecho a la privacidad, libertad de religión, derecho de libre expresión, e igualdad frente a la ley. En muchos de estos casos la ACLU-NC es la única organización, a menudo contra la opinión popular, que defiende estas libertades fundamentales.

La ACLU trata casos relacionados con violaciones de libertades y derechos civiles.

Libertades civiles incluyen el derecho al debido proceso de la ley, igualdad frente a la ley, además libertad de expresión; libertad de prensa; libertad de religión; libertad de reunirse con fines pacíficos; el derecho de privacidad; el derecho de estar a salvo de requisas y aprehensiones arbitrarias, y el derecho de estar a salvo de castigo cruel y extraño.


Muchos de estos derechos civiles son protegidos por provisiones en la Constitución nacional como la Declaración de Derechos Civiles y la Decimocuarta Enmienda, como también por provisiones similares en la Constitución de Carolina del Norte. En la mayoría de los casos, estas provisiones se refieren solamente al gobierno y por eso, un asunto legal implica sus derechos civiles solamente cuando un funcionario gubernamental o agencia gubernamental es responsable por violar sus derechos.

Las leyes de derechos civiles fortalecen el derecho a la igualdad de tratamiento al prohibir la discriminación por parte de empresas privadas y agencias gubernamentales. Si usted es víctima de discriminación racial, origen nacional, origen étnico, sexo, discapacitación, religión, o en algunas jurisdicciones, orientación sexual, usted podría tener recursos legales.